Seguidores

miércoles, 17 de febrero de 2010

OÍDOS SORDOS


Culpables del sonido que proclaman,
no llegan hasta mí
los ecos ondulantes del silencio

Y olvidé cómo hablarte
cuando el viento airea oídos sordos
y el recuerdo se calla

Las sombras enmudecen sin memoria.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Ese silencio culpable sella hasta las piedras!

Un abrazo
Marian

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra tu voz extra-muro en estos versos, Marian.

Gracias por pasar.

Un beso
Manuel