Seguidores

miércoles, 10 de febrero de 2010

SU PALABRA ME BASTA



Están latiendo vida mis poemas;
su palabra me basta.

Soy ciego y ya no hablo,
me alejo contemplando su belleza

- para ser invisible-

cuando el alma se vista de inmortal
...y me acoja en su seno.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

La palabra siempre nos basta cuando le dedicamos la sangre...

Un abrazo
Marian

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces nos ayuda un susurro de voz...

Gracias por tus cálidas palabras, Marian.

Un abrazo
Manuel

Perfecto dijo...

La palabra tiene eso, una vez escrita existe por si misma.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

... y se expande por la luz...

Gracias por saberla, Perfecto.

Un abrazo