Seguidores

jueves, 27 de diciembre de 2012

Bajo revelaciones



---


Si la quietud hablara,
si fuéramos allí la vibración
de las voces nocturnas,

la luz en diapasones que amanece,
virginal todavía,

igual que un santuario que resume
los tiempos del amor
y consigna del fin, apenas sin tristeza.

Si hablara esa quietud
junto a la simetría de tu cuerpo,
como el viento que sopla en un trombón
y a los dos nos reclama

gimiendo soledad
en las puertas cerradas de tu vientre.

Si no fuese silencio
el grito en la mudez,
haríamos un pacto con la ausencia,

acaso sea música también
esa sombra tendida bajo revelaciones.



Manuel M. Barcia.

4 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Si fueras música... la quietud no existiría.

Besos Manuel.

Manuel Martínez Barcia dijo...

S/c. Tal vez cuando suene la música pagana...

Un beso

indianala dijo...

La musica dibuja nuestros sentidos...Gracias por tus versos. Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tus lindas palabras, indianala.

Un beso.