Seguidores

sábado, 8 de diciembre de 2012

PROFECÍA DE UN MUNDO SIN FINAL



---


¿Y si el Apocalipsis solo fuera
un mundo sin final,
un estrecho de luz
donde se abraza el cielo con la noche?

El hombre nunca supo divisar
los paisajes lejanos
que esconde al infinito tras la niebla,

lo cósmico total,

el hallazgo de un dios que fuese niño
y siempre en su actitud
el tiempo veracísimo y feliz
que otorga el corazón
mientras late pureza nuestra vida.

Odiamos cualquier signo de humildad
que nos muestre volátiles al ser
opinión de los otros.

Salvajes, nos matamos,
ardemos el dolor de los caídos
con cánticos de loa y libertad
dejando las riquezas sin heridas,

para que sean culto
del poder de los vivos
sobre la silenciosa muerte que se proclama
quietud, recordatorio,

a quien osa enfrentar su pensamiento
contra los que castigan el valor
a golpes de fusil y cañonazos.

Vendrá ese final de los finales
cuando la humanidad
tan solo sea espíritu en la nada,

conciencia de la luz en nuestros siglos
haciéndonos saber atrocidades
antes de Navidad.





Manuel M. Barcia




2 comentarios:

Esmeralda D.H dijo...

!!Hola,Manuel!!

Llevamos siglos en la antesala de guerra y el dolor,no vendrá ahora,ya esta aquí.

Soy lady_celeste he cambiado el perfil.
Muchísimos besitos,poeta.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Yo espero comer el turrón sin más adversidades, pero por si acaso... Feliz Navidad dondequiera que estemos, Lady.


Un beso.