Seguidores

lunes, 10 de diciembre de 2012

DEL AMOR QUE ENVEJECE



---

El remolino en mí,
la interminable brisa
que aletea tan núbil el deseo,

la intacta juventud
envejeciendo amor
sin darnos cuenta.





 a mis abuelos



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Ío dijo...

Es precioso, Manuel; la segunda estrofa, la segunda, iba a escribir no sé cuánto acerca de ella, y ahora no me sale ni una palabra.
De bella que es.
Gracias.

Ío

Manuel Martínez Barcia dijo...

Ío

Pues también yo me he quedado sin palabras en tus emociones.

Mudez por mudez igual a abrazo grande.

Un beso.