Seguidores

viernes, 25 de abril de 2014

Corretaje de fortuna



--


Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor.

Gabo (Gabriel García Márquez)





¿Cómo se cuenta un cuento?, pensó él,
y luego mansamente fue escritura
y bendita manía de contar
sucesos de la vida en narraciones.

Acaso su vivir era gran cosa,
cabía en su elección cualquier instante,
incluso soledad hasta cien años
y poemas de amor para lo eterno.

Ahora echarle de menos no es perder,
tan sólo plusvalía en lo que da
el tiempo detenido si envejece.

La vida es como es, lo que se filtra
a través del reloj, a veces polvo,
mas al fin, corretaje de fortuna.



mmb




2 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

genial!!
merecido recordatorio
saludos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que te guste, Omar. Gracias por tus palabras.

Un abrazo.