Seguidores

domingo, 20 de abril de 2014

Testigos de lo errante



--

Ha rendido la noche
girógavos de luz bajo tu pecho.

Aún queda la canción
que difumina
los ecos de la sombra,
el delirio de nuestra extremidad
a punto de extinguirse.

Se abre mi memoria junto a ti,
en su hondura hay un pozo,
partículas de sol que te derraman,

la música sensible
que fue vals
en rítmicos vaivenes de tu osario.



mmb



2 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Sensible música es tu poesía, Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que tú le pongas letra, Amapola.

Un beso.