Seguidores

viernes, 4 de abril de 2014

Página en blanco



--


Afortunadamente
el lápiz sigue ahí.

Él me acepta sin más,
no desconfía,
agradece la suma de los dos
en el mismo papel,
aunque sea extensión de mi página en blanco
lo que protagoniza su sentir
en reglones sin senda.

A veces, nos miramos sin hablar,
entre piel y madera
fingimos ser el tacto curativo
del alma en soledad,

luego y siempre a medias,
musicamos un verso
con notas de la nada,

nunca hay noches al sur
de nuestro acabamiento.



mmb