Seguidores

miércoles, 16 de abril de 2014

Los héroes caídos



--


Es sangre, no granizo, lo que azota mis sienes.

Miguel Hernández





No te lo digo a ti,
al censor tan cobarde que se oculta
tras la piel de mis letras,
enturbiando la luz
con sienes de destierro, sin excusa,
así, tan de repente.

Se lo transmito a quienes hay en mí,
a quienes encumbraron los secretos
haciendo de la sombra confesión,
oraciones al aire, los ecos de un rumor
que antes fue delirio,
suceso de una muerte antepasada.

Ellos son los cadáveres
que desprecian el tiempo
del inútil pasar,
de las siembras de hiel
en la desolación de lo ignorado.

No soy punto en finales
cuando intentas que mueran mis palabras
en el inexistir,

yo recito la edad de poetas sin nombre,
su espíritu, tan cerca,
tan lejano de ti,

tan linde de los héroes caídos.




mmb