Seguidores

miércoles, 16 de abril de 2014

Diurno



--


Desvío la mirada de la noche
hasta quedar diurno.

El ámbar de un semáforo destella precaución,
ilumina el desorden de mi lesa quietud
con guiño intermitente,
como si fuera yo su línea de salida,
un lento amanecer que conduce a los sueños
hacia ningún lugar.

Acaso entre sus círculos encuentre las señales,
una verdad insomne que recuerde el sendero
de los pasos que di,
esa ruta de bares, de música y de ron
que a solas me acompaña,

también una mujer, sentada junto a mí,
desconozco su nombre, no sé si preguntarle
donde cruzan las horas el tiempo de lo amado,
si sabe descifrar las interrogaciones.



mmb