Seguidores

sábado, 16 de mayo de 2015

La misma sed






qué gran similitud
respiras junto a mí
mientras bebo en tu boca

qué frágil es tu voz
cuando el labio se inunda de cálidos azules

de ruegos que silencian los goces del carmín

la locura del hambre
sintiéndose voraz
en el canibalismo del deseo.



mmb