Seguidores

martes, 26 de mayo de 2015

No volveré a ser poeta






Anteriores a mí
pensamientos que obraron la esperanza
sin saberme vencido,

tan inútil la mente al escribir
relatos de memoria
que me hicieron viajero por tu piel

y a veces solo huella
de amante enloquecido
que acostumbra pasiones
para luego extender la lejanía.

Recuérdame cercano cuando sea la edad
que profana la luz de los espejos
con el brillo de nadie,

mi sombra mientras era la estación
de los hombres sin patria,

misterio y plenitud
donde tú eras tan frágil,
tan hecha a mi medida.



mmb



4 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

No me gusta jugar a escondidas con el sol, termina pintándome de gris como al paisaje.

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces la razón es tan solo un pensamiento translúcido incapaz de saberse color, ni siquiera lugar dentro del alma. Aunque yo siempre recuerde azules aquellos sueños que soñaba...



Elsa dijo...

La voz interior del 'hablante' desafía y traduce el texto, lo libera del peregrinaje por el desierto. Acentúa la poesía como el mayor logro, territorio a su medida...
#Beso, Manuel.

Manuel Martínez Barcia dijo...


Acaso pueda ser el idioma de la patria de los solos, Elsa.

Gracias por ser caricia tan adentro.

Un beso.