Seguidores

lunes, 6 de julio de 2015

Ahora y siempre







A instancias del violín pretendes sueños
con ecos del ayer en nuestras vidas,
musicando los tiempos de pasión
bajo arpegios de luz que nos orienten.

Es como si quisieras despertar
girasoles de olvido con el gris
de la melancolía que nos supo
certeza de un error en lo impasible.

Te percibo difusa, cardinal
en la efímera noche del desierto
que se viste de sur para morir,

acaso en los terrenos de la sed
que fueron el origen de plegarias
que sembró la oración en nuestros labios.




mmb



2 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Muy bello poema.
Besos.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Contento de que te guste, Amapola. Gracias por venir.

Un beso.