Seguidores

domingo, 26 de julio de 2015

En cárceles de a dos







En la desolación
la vida nos contempla 
de un modo diferente,
finge tener piedad y nos encierra dentro,
en cárceles de a dos,

venza el mal o interprete nuestra luz
sinfonías calladas
con lento devenir de soledades.



mmb



2 comentarios:

Carmen Jiménez dijo...

Jamás será silencio el poeta y su voz.

Quizás melancolía esperando retorno.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Qui lo sa?. Acaso los violines sean música otra vez al son de los conciertos memorables que nos supieron voz de algún amanecer en siempre encuentro...

Gracias por venir, Carmen.

Un beso.