Seguidores

viernes, 3 de julio de 2015

Cuando sangra la flor







Dejar a mi albedrío, 
abandonarlo.

¿Cómo ser inmortal
si tú pones el fin
a la esperanza?

No busques a un esclavo que te aprecie,
de nadie soy ahora.




mmb




6 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

yo te imaginé hombre libre que me elegía, que me llevaba con sus alas para no pisar más las sombras...
Me resultó imposible arrancar tus talones de su mordida.

Manuel Martínez Barcia dijo...



Acaso nunca Ícaro quiso llegar al sol, había ya una flor bajo sus alas...

Ángel-Isidro dijo...

Hola, Manuel Martínez Barcia.
Seguirte es un placer lo hago constantemente
porque tu mágica imaginación da tiempo para
reflexinar y aprender.
Gracias

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por compartir tu tiempo aquí,Ángel-Isidro.

Un abrazo.

Ainaroa dijo...

Esta especie de diálogo en hauikus( casi) resulta deliciosa.Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...



Han de bastar
dos cincos y un siete
para llegar...


Beso, Jordana.