Seguidores

miércoles, 3 de febrero de 2010

LAS LUCES QUE SE ADENTRAN EN LA LUNA



Siempre tiembla la luna
después de sonreír en el silencio
su belleza callada

A veces, me anuncia con sus ojos invisibles
los sueños donde surgen los delirios
con halo de esplendor en su materia

Sin embargo,
esta noche es oscura

Sólo el viento acaricia mi mirada,
no tiene aura de paz que lo sostenga
ni nadie a quien amar sobre lo etéreo

... Selene se ha metido en mi cama
y soy luz en su vientre.


Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Perfecto dijo...

Hermosisimo poeta. Y perfecto.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que así lo sientas.

Gracias de nuevo.

Un abrazo
Manuel