Seguidores

jueves, 2 de junio de 2011

4 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

OBJECIÓN:
Manuel, yo objeto.
¿Que esconde esa mascara?
tu rostro me daria confianza.
Tu poesía es hermosa,y creo que la vida nos envuelve con tanto amor,
que no hay lugar para la tristeza.
Disculpa esta licencia. Mavi

Anónimo dijo...

Mavi,

qué curioso comentario... ¿Por qué necesitas ver un rostro para sentirte en confianza? Me llama la atención que en el amor que profesas a la libertad de expresión le cueste encontrar su lugar...

Qué mayor confianza que la que puede inspirar una persona que nos regala una parte de sí mismo día a día. Creo que en el don ("don" en todos los sentidos)de Manuel puedes encontrar lo que buscas, quizás poniéndote en la piel del otro, quizás imaginando y aceptando otros mundos, otras visiones, otras caras, otras máscaras ;-)

Mavi en blanco dijo...

MASCARA.
Pienso que el peligro de estar detrás de una mascara, nos puede llevar a ocultar nuestro verdadero yo.
¿Y si descubrimos un día que ocultando nuestro yo, nos podemos convertir en esa mascara?



Está claro que sigo aquí, por que me interesa mucho lo que he encontrado en tu poesía y reflexiones.

un abrazo... reflexivo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Hola Mavi,

Suelo ser muy tolerante con las opiniones en general, incluso con los firmantes anónimos, mientras el respeto esté dentro de los cauces razonables que se estiman de rigor en cualquier comentario.

Aclaro esto, porque no soy yo el autor del mensaje al que respondes. Y en cuanto a mi rostro, no hay nada que ocultar, pero tengo mis razones para que no aparezca en el perfil de este blog, razones que no estimo conveniente aclarar.

Y dicho esto, doy por zanjada mi intervención en este tema, no sin antes agradecerte tu paso por el poema.

Un abrazo
Manuel