Seguidores

viernes, 24 de junio de 2011

LA SEMILLA DEL FUEGO

---


Es mágica tu luz,
el origen del fuego
testigo de pasiones legendarias.

Y yo neutro en mi sombra
observo amaneceres hacia el sur
mientras se alza la diosa
en el pulso del viento.

Mi alma duerme,
te sueña,
y en su raíz, existes todavía.



Manuel M. Barcia

5 comentarios:

Alba dijo...

Si,fuego eterno, que al igual que su opuesto, el agua,son navajas de dos filos o moneda de dos caras.
Gracias por hacernos la vida más amable con sus poemas.
Alba.

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso, Manuel.

Te dejo un abrazo de meiga
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Manuel:
Vengo a leer de nuevo estos versos. Maravillosos.

Un beso de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tan hermoso regalo, Alba.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tu presencia me alegra por partida doble, Ana.

Gracias por estar.

Un beso