Seguidores

domingo, 25 de diciembre de 2011

VOLÉ POR LO INCREADO

---


Como la noche
que asciende lentamente hacia lo eterno
pero al fin es huida.

Yo, que a la luz retorno,
árbol en Navidad,
semilla sosegada en lo que nace.

Cantaba el corazón un villancico
y niño fui en sus ecos.
Caí mi juventud dentro del aire,

volé por lo increado.



Manuel M. Barcia

6 comentarios:

Concha Vidal dijo...

Yo creo que no fuiste niño, sencillamente fuiste Manuel con los años puestos encima de tí, con todos ellos, celebrando l Navidad ¿por qué cuando tenemos sentimientos nos empeñamos en creer que somos infantiles?

Concha dixit.

Respirando entre palabras. dijo...

Tal vez aun se pueda ir por el cambio...
Es agotador sobreVIVIR pensando que todo está perdido.
Manuel? o como te llames, no dejes de hacer locuras de niños, al final todos tenemos uno dentro.
Besotes y si, yo te lo diré simplemente porque se me antoja...

FELICESSSSSSS FIESTASSSSSSSSS!!!!!


Besos

A.maria dijo...

Como un niño a punto de nacer.
Feliz Navidad...y un gran beso de esta "peregrina".

Manuel Martínez Barcia dijo...

Pues quizá tengas razón, tal vez cuando nací, a mi madre le dijeran:
¡Ha tenido Ud "un Manuel"!, ya puede ser la mula en el Portal del Belén! jaja

Pero qué cosas tienes, Concha, pues claro que fui un niño!, lo que pasa ... es que a veces no me acuerdo.

Muy Feliz Año, Mar, y los venideros.

Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tenemos uno dentro?... Y yo que me creía inmaculado... jaja

Gracias por tu estimada compañía, Resp.

Que sea La Noche Vieja sólo un trampolín para una vida larga para ti y llena de alegría.

Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

Feliz renacimiento para ti, y un próspero año nuevo.

Un beso