Seguidores

martes, 20 de diciembre de 2011

ENSÉÑAME A MENTIR

---


No sé si es conveniente publicar
que el mundo no importa,
enséñame a mentir, a gritar hacia adentro,
a escuchar en la hondura de mi voz
el eco del engaño,
palabra tras palabra,
renglones de silencio que me guíen
a las dudas palpables.
Enséñame a escribir olvidos
metáforas de ti
y libros de poemas desterrados,
sus versos, alma en vilo.
Arranca de una vez
esta raíz de otoño que me apresa;
acaso pueda ser en mí de nuevo
la siembra y el instinto,
un jardín que florezca.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

No basta con engañarse a uno mismo?
Para que más...
Tus palabras... si, si, en otra vida tal vez te he leido ;)
Besos

Perfecto dijo...

Quizás la palabra vuelva a crear, y la palabra amor, sea tan poderosa que impregne y alce a quien va dirigida, más allá de la vida y la muerte, y todo cante, al fín, en solo el amor de quién ha de amarnos por encima de cualquier convención y cualquier mentira.

Un poema memorable, amigo Manuel.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Sí, es posible, también yo tengo un himno en el recuerdo...

Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

Ha llegado a ti, su fin es suficiente.

Gracias por venir, Perfecto.

Feliz Año Nuevo y un abrazo.