Seguidores

sábado, 10 de diciembre de 2011

SUEÑOS E INQUISICIONES

---


Ilustres pensamientos
inundan de verdad la poesía.

Aunque, a veces, tan sólo la falacia
sea lo vehicular,
plegaria de metáforas al vuelo

y musas que babean
sueños e inquisiciones,

crepúsculo en fuente de palabras
manando inspiración
desvergonzadamente.

Fingidor, el poeta,
dispone su papel
con sílabas de olvido.

Y pájaros de luz
le sobrevuelan.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Leticia dijo...

Un bello cuestionamiento escrito con maestría, como siempre Manuel.
Un saludo afectuoso.

Perfecto dijo...

Qué bueno este, Manuel. Te lo aplaudo. Bellísimo.

Un abrazo.