Seguidores

sábado, 26 de mayo de 2012

LA DESCENDENCIA



---


No importa que lo impuro
contamine la luz de tus adentros,
sangrándote, la pelvis malherida,
sin ritos o esperanza que ofrecer
ni blancura de amor,

la descendencia;

porque diosa  serás mía,
plegaria eternamente y nunca.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Leticia dijo...

Manuel, he abierto nuevamente mi espaico en la red. No sé que decirte pro he tenido un enfrentmaiento entre el ser y no ser de cada mañanita.
Bella manera de decirle a la amada, mujer-diosa que como sea, será tuya y al tiempo lo sabes... nunca jamás.
Te invito a visitarme me reviven mis amigos y sus palabras. Te quiero aamigo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces es precioso hibernar la sed de las palabras, para nutrir a través de los sueños las crónicas de infancia, atravesar la realidad sin que huya del tiempo el almanaque que despierta mañanitas de mujer con mirada de niña que cautiva..

(Es repreciosa la fabulación de tu memoria, Leticia)


Un beso grande

Respirando entre palabras. dijo...

Ups, me encantó pero me quedé sin palabras...

p/D Tanta seguridad ante algo tan inseguro me conmueve.

Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que te guste, Resp, que lo inviolable del dolor te conmueva.

Un abrazo