Seguidores

miércoles, 30 de mayo de 2012

NOTAS A MÍ MISMO (III)



---


* Reír,  mostrarle al espejo dientes blancos mientras pueda.

(no olvidar dentalux, tampoco el empaste de la muela)






* Sueños,  mirar en los apuntes su partida.

(el día que se fueron no acudí a la despedida, estaba refugiándome en los míos)






* Volver,  pero sólo si puedo alcanzar a esa yegua veloz, trotar el salvajismo a su paso, montar en la pureza de su sangre, volar entre sus muslos azorados toda la primavera.





Manuel M. Barcia

10 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

Que belleza de animal y que esplendida fotografia!!

Saludos Manuel!

Marinel dijo...

El caballo es majestuoso y tus apuntes curiosos.
Ups, casi me sale un pareado,simple pero versito al fin.
Ja,ja,ja
Sí,hay que sonreír con o sin dentalux, con o sin empastes y sobre todo con sueños de ida y vuelta.
Bienvenido?
Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Espero que hables de la yegua, Gilberto, jaja

Gracias por tu visita.
Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

No sé si bienvenido o mal hallado, Marinel, pero nunca he de decir no a lo que dictan mis sueños, aunque sea solamente en unas notas a mí mismo.

Un beso.

Leticia dijo...

Un placer la brevedad.
Beso

Respirando entre palabras. dijo...

Al fin y al cabo, es un corcel(in)domable ;)
Será por culpa de una yegua? jaja
Precioso!

Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por esta nota de ti entre mis sueños, Leticia.

Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

¿Será feliz al cabo la prince Pocahontas cuando llegue su morir?

Hay metas que nunca tienen finales...

Gracias por tu... (¿piropo?)

Un beso

ahmed said dijo...

¡Qué maravilloso leer aquí Donde la tranquilidad y el confort Gracias

Manuel Martínez Barcia dijo...

Es un placer tu visita, ahmed said. Gracias por venir y encontrarte tan a gusto entre mis letras.

Un abrazo