Seguidores

martes, 22 de mayo de 2012

LO FURTIVO A PEDAZOS



---


Hiéreme, sienta
mi carne tu caricia destructora.


Dámaso Alonso








Apostado en el REM
un jíbaro reduce mi memoria
sin intuir apenas
la caída en las redes de una trampa sutil.


Tu selva es ajena,
aforismo de mí cuando presiento
la noche que suaviza la verdad.


Y entonces de qué sirve
matar así los sueños,
de éste modo idear
cómo se empequeñece nuestra mente
cuando todo el vellón
es sólo una esquila cegadora,


lo que la piel aplasta
para el renacimiento del saber,


lo furtivo a pedazos.








Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Marinel dijo...

Los sueños no mueren nunca.
Aunque sí se descomponen como un puzle que hay que comenzar de nuevo, una y otra vez.
Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Sí, recomponiéndose a sí mismos, como un sol con el alba a la espera..