Seguidores

sábado, 19 de enero de 2013

Así en el contrapunto



---


A veces
mis anhelos imaginan
la solitaria sombra de un tiovivo,
con caballos que duermen al galope
mientras rezan sus crines las brisas del silencio.

En ellas vengo y voy,
al trote que confía
compartir lo difícil de mí mismo
con la huida del ser,
para tranquilamente aceptarnos
mitades en la esfera,

principio sin final
y sin las vanidades que fingir
atrapados
en nuestra condición de almas perdidas,

la luz inacabada en el suspenso
de lo que viene y va,

utópicos lugares poblados por sin nombre,
los sueños de un centauro
que habitan sin razón los que se obstinan
en urdir su aventura
negando todo aquello.

Será que nunca hay pares
cabalgados por nones,

o acaso un contrapunto sólo sea
la esperanza de dos

en vísperas de muerte hacia la vida.



Manuel M. Barcia



2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

la luz inacabada en el suspenso
en vísperas de muerte hacia la vida


Me gusta la cadencia de endecasílabos, lo bordas.
Abrazos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tejiendo endecas, Amando, sólo eso.

Gracias por pasar.

Un abrazo.