Seguidores

miércoles, 13 de enero de 2010

AULLANDO LOS LATIDOS DEL SILENCIO



Licántropo y dispuesto al sacrificio,
camino los andenes de tu vientre
con voraz insistencia,
temblando los sentidos de la carne
sin senda que me aparte del destino

Y soy en las entrañas de una diosa
un hombre iluminado,
salvaje contraluz de evocaciones

Un lobo con la piel de los corderos
aullando los latidos del silencio.


Manuel M. Barcia

2 comentarios:

palomagrace dijo...

Wowwww! se antoja aullar bajo la luna con semejantes letras delicadamente sensuales.

Saludos!

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me gusta este sonido que me dejas bajo cielos estrellados, Paloma.

Gracias por tu vuelo delicado.

Un abrazo
manuel