Seguidores

viernes, 8 de enero de 2010

EL GERMEN DE LA DUDA



Allí donde se arraiga
el germen de la duda

Allí donde se vuelven incurables
todas las cicatrices que caben en el alma
y todo lo que duele adentro;
se extravía la muerte
abrazando las sombras que se tienden
atadas al cadáver del vacío.


Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Qué final! ese último verso vale un imperio! (eso sin desmerecer el resto, claro está).

Abrazos
Marian

Manuel Martínez Barcia dijo...

Mi imperio por ser tu súbdito en el don de la palabra, Marian.

Gracias por tu tremenda generosidad.


Una abraçada

Manuel

palomagrace dijo...

Un privilegio leerte.

Inmenso tu versar.

Saludos!

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me abruman tus palabras, Paloma.

Gracias por venir a esta humilde morada.

Un abrazo
Manuel