Seguidores

martes, 1 de marzo de 2011


2 comentarios:

Blog A dijo...

Me he pasado.
Es curuioso como funcionamos, si veo esa foto en un mal día veo soledad si la veo hoy veo paz.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Es como el vaivén de las mareas.

Todo queda callado cuando llora en la arena la edad de bajamar, y renace en el aire la quietud de las olas que lamen los perfiles del desierto, para ser en el fango, el agua que bautiza de la tierra la pulsión de la mar.

Gracias por tu gentil correspondencia, Montse.

(Como dos gotas de agua. sí)

Un abrazo