Seguidores

domingo, 6 de marzo de 2011

LLUEVE



De lágrimas vertidas por la diosa
eres aire sin viento
y cáliz de la sed en mi sequía.

Contigo no es difícil
ser fiel a la esperanza del destino
que sueña el corazón de los ausentes.

La luna entre las nubes se hace eco
de lo etéreo que vuela
en fuentes de sonido que manan de tu voz.

La música del trueno
decide desnudar su melodía
vistiendo a la luz de los arpegios
con octavas menguantes
y un susurro de ti por instrumento.

Y eres partitura
y nota de silencio
cuando el sol relampaguea

y llueve.


Manuel M. Barcia

2 comentarios:

concha dijo...

Porque la lluvia siempre es esperanza de vida, de prolongación o nueva, de resurgimiento, por eso, con ella, todo es mágico y posible.

Con la lluvia Manuel.

Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Carpe diem, mar. Hoy llueve.

Un beso
Manuel