Seguidores

domingo, 20 de marzo de 2011

CON SÚPLICAS DE NADIE



Oh cosmos estrellado!.
Permite que la luz
sea en el desamor
un cielo nunca visto
de blancas intenciones.

Porque nada es morir y viceversa.
Un abrazo fetal de sombra-sueño
que impide despertarme

y como un penitente me acompaña,
con súplicas de nadie.


Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Elsa Tenca Mariani dijo...

Que la luz nos permita que el ojo del cielo sea transparente.

TE ACOMPAÑO con un abrazo:
Elsa.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Amén, Elsa.

Gracias por tu apoyo y compañía.

Un beso
Manuel

Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema impresionante, Manuel.

Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Son súplicas de luz, sólo eso.

Un abrazo