Seguidores

viernes, 11 de marzo de 2011

CÓNDOR



Encumbras sobre el aire tu sustento,
volando soledades con rapiña
por entre las llanuras de campiña
para sobrevivir con su alimento.

A veces gritas voz de parlamento,
acallando el motivo de la riña.
Y haces de los buitres una piña
cuando es quietud la presa bajo el viento.

La calma de los cielos te hace ser
el guardián de los Andes, con alteza,
vigía permanente de su historia.

Intentas sin embargo renacer
los días coronados de belleza
en el reino extinguido de tu gloria...


Manuel M. Barcia

2 comentarios:

concha dijo...

Mientras el cóndor pasa, me quedo con los indios tabajaras escuchando el silbo de sus flautas allá en Los Andes.
Como un mar.

Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Como un tsunami de aire celestial...

Un beso
Manuel