Seguidores

miércoles, 7 de septiembre de 2011

DE SU TERNURA

---


Porque la mar nos dicta un lenguaje
salvaje y horizontal,
secretos de su alma en nuestro oído.

Porque a veces nos gesta la palabra
y se paren los versos rociados de salitre
sin más aguamanil
que lágrimas de cielo en sus entrañas.

Porque ella es así,
trenzado de las algas en cintura,
mirador de la roca
fingiendo ser la ola... y otra ola...

Por eso, y por mil razones más
que no vienen a cuento...

Se ha grabado aquí esta preciosa joya
cuya luz no poseo.
Es de una cuentacuentos su autoría,
sin duda la mejor,
es de Concha, del mar, de su ternura.

_


¿Cómo nombrarte?-
¿Cómo nombrarte
sin herir ni desmadejar tu esencia?
Porque tu nombre es virgen,
impúber ha de ser la uña, el dedo,
la mano, el brazo que te intuya.

Y te nombro MAR.



Concha Vidal . (Aunque aparezca diminuta, es muy grande, como un salto de mar..)

6 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Esta poema es de los que "pellizcan" dentro de una y siente esa ternura como propia.
un beso. Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Bueno, es que "ella" es así, Mavi; capaz de pellizcar su ternura en los demás mientras lamen las olas el chasis de la arena, y a nadie pertenecen, y a todos presta su run-run de caracola.

Así, enamorada del mar que no juzga ni castiga, y que sólo pastorea las espumas, navegando entre sueños, preñada de oleaje en sus adentros...


Gracias por asomarte a esta ventana de miradas entreabiertas y sueños compartidos.

Un beso

Concha Vidal dijo...

Manuel, gracias.

Un enorme abrazo.

Concha.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias a ti, Concha, a tu inmensa ternura.

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso poema y dedicatoria A Concha, Manuel.

Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra mucho tu presencia en estas páginas de mar, Ana.

Gracias por venir.

Un beso