Seguidores

sábado, 3 de septiembre de 2011

EL TIEMPO DE PARTIR

---


Llegó en la lejanía inexplicable
el tiempo de partir.

Ignoro si detrás de mi silencio
despunta todavía la razón
que trajo a mi destino soledades
promisoras de ausencia.

La voz de la palabra es inexacta,
a veces contracción de su discurso,
o el fútil pensamiento
del poeta ensombrecido por la duda.

Sólo queda citar en este adiós
las memorias que caben en un verso
cuando el fin se pronuncia sin señales,
carente de avatar.

Porque el humo también fue del fuego la quimera
y embrujo
y utopía
y el ardor

de mi luz interior mientras sentía.




Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Leticia dijo...

Cada poema tuyo, es llegar al placer en su lectura, entrañarlo desde la palabra que hoy declara la incertidumbre ante la verdad de lo incierto sin tiempo.
Aquí de nuevo Manuel. Un abrazo .

Manuel Martínez Barcia dijo...

Muda, mi amiga,
sola en lo solitario de esta hora de muertes
y llena de las vidas del fuego,
pura heredera del día destruido.

Son, como tú bien sabes, Leticia, versos de Neruda. Me vinieron así, repentinamente a la memoria, y así los transcribí.

... Tal vez porque hoy no encuentre las palabras para agradecer tu tiempo en mi nostalgia...


Un abrazo grande y gracias por venir.