Seguidores

viernes, 11 de julio de 2014

Cárceles sin nadie



--


De nuevo has vuelto a casa,
como los inmigrantes que quieren ser herencia
de su propio confín,
esperanzadamente salvación
de nostalgias que duermen bajo sombras
la luz de los recuerdos
y ese aliento en la noche que induce a los poetas
a ser ventana abierta y luego abril
con el puño cerrado,
escriba-adentro.

En mis versos resuenan todavía
las estrofas de ayer en tiempo indicativo
para ser del amor un vientre de la nada,

una tilde sin letra que suponga oración,

como ese go home que despide a los yankees
de las patrias baldías.




mmb