Seguidores

viernes, 11 de julio de 2014

Ultra-versiada



--


airosas en la piel
mis manos reinventando tu silueta

y tú
la desbordante
tan próxima y fugaz
mi sombra inexcusable

en busca de un final sin lado oscuro
donde puedan reír mis oraciones
los rezos del ayer
en tus labios callados

como espejo de luz
chorrea la memoria
instantes del amor
sin biografía

milenios te recuerdan
un poco inmaterial en la mirada
ya diosa o pedestal según destino

al igual que Afrodita cuando sueña
en violeta y azul
lo vislumbrado...


---


Acaso en esas lágrimas a punto
no aflore en ti el dolor, ni subordinaciones
de la espera.

La conciencia de ser, es música que ocurre
en el tiempo versal
y después la energía superior
que abre el pensamiento

y allí
la fantasía,
frecuencia en la intuición
que da voz al poema

y entonces todo vuelve a ser un sueño,
un símbolo durmiente
sin palabras

y anárquicos bocetos de locura
si te pienso mujer,
o hipótesis de mí mientras escribo
las letras de anti-alba, tu reflejo en la luz
que nunca olvidaré mientras existas,

porque tú eres la musa del silencio,
mi holganza de ser libre.


---


antes de nuestro fuego
la lluvia fue el instinto del diluvio
lo fértil del placer
sus gotas de rocío

... y sólo tú sabías concebir el embrujo

-ardíamos los dos la soledad-

y el tiempo inexistente
la urdimbre del amor
su sombra en las edades

y esa luz que respira
tu verano en el bosque.


---


Algo te causa herida,
yo lo sé,
como sabe un amante sentir otro dolor,
aunque sea intangible la piel bajo los surcos
de nuestra cicatriz,

acaso porque sea
un puente por tender
esta aproximación
inalejable

y esta sombra mía
tan cobijo de ti
queriendo ser posible sin tenerte...

como si fueras luz a espaldas de la luna,

como ese manantial
que despuebla la noche
con un río de piedras.


---


un puente levadizo
separa la distancia de nosotros
con sombras que retiemblan
amores esposados,

porque nunca es posible traspasar
el alma de los solos
cuando los sueños callan.


---


Nunca será osadía ser del otro la voz
que acompaña sentires
con párpados cegados por la luz
de un mutuo entendimiento.

A mí lo que me importa realmente
es la letra de ti
soñando ser poema,

un grupo de palabras que conformen
aliento musical,
las notas de la noche a nuestro lado
y un violín como excusa
de aquello que instrumentan los lazos del amor
en vientres de memoria,

silencios, melodías, olvidos y recuerdos.


---


El poeta escribe: Rosa!

Y entonces fuiste juventud
en páginas silentes
de algún libro...


---


¿Qué vida no es pasaje de las sombras?

Tantas noches soñando
para ser al final presa de un sueño,

un prólogo que elige su albedrío.





mmb



2 comentarios:

Concha dijo...

Manuel, mi pamela, ante esta locura de poemaencadenado, queda a ras de arena.
No puede ser de otra manera.

Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tú nunca puedes ser un hueco ras de arena, mar, acaso cala honda...

Gracias por estar.