Seguidores

sábado, 29 de octubre de 2011

2 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Las horas dormidas que no despertarán...

Me recuerdas a unas clases de psicología que solía tener.Solo que las imágenes eran borrosas y en blanco y negro.
Me encantaría saber la conclusión de tu análisis ;)
Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Mi conclusión es... ¡Hay tiempos que no existen!, sin embargo, en ellos caben universos callados que fluyen la memoria del silencio.

Un beso