Seguidores

sábado, 1 de octubre de 2011

PARA LLAMARTE

---


Vibras el diapasón,
nos meces, flotas,
como un grito inaudible que amplifica
la música que afinas en tu vientre,
donde arde la luz,
donde soy como un pájaro
que trina eternamente
sin hacerse notar,

solo para llamarte.


Manuel M. Barcia

6 comentarios:

Leticia dijo...

Bello Manuel, el trino y su arpegio,el amor, la llamada ...

Saludo cariñoso

Ana Muela Sopeña dijo...

Espero que recibieras mis sugerencias.

Abrazo de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me gusta que te guste, Leticia.

Gracias por venir desde tan lejos a esta llamada.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Si que he recibido tu correo meiga, aunque confieso no haberlo descifrado.

Estos versos que lees, y cuya mirada te agradezco, son voces de mi propio interior, transcripción de mis sueños, a veces como un eco que llega del subconsciente.

No están sujetos al juicio de la rima, nacen en verso libre, y blanco. Puede que con impurezas, no exentos de asonancias o ciertas estridencias cacofónicas producto de un desigual reproducción respecto a la voz de su origen.

Pero son mis ideas, mis palabras al margen de las reglas y dictados, son sólo la consecuencia de mi libertad para elegir el modo de expresar lo que yo siento y amo.

Nací autodidacta, meiga, y así quiero morir.
No importa si no llego a los demás, es a mí a quien quiero.

Un abrazo

Mavi en blanco dijo...

Sí, si eres autodidacta, bendita tu forma de hacerlo, tu poema es como una ola rompiendo sobre la roca, salpica y a veces escuece, pero es auténtico.
A mi me dice mucho.
-perdón por entrometerme-
Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tal vez mienta y no sea del todo autodidacta, hoy aprendo de ti, del mar, de tu enseñanza.

Gracias por venir y por dar libre expresión a tu pensamiento.

Un abrazo