Seguidores

jueves, 27 de octubre de 2011

DIVAGO, ¿LUEGO EXISTO?

---


Aquellos mal llamados, pseudointelectuales,
definen como tal
a quienes, pretenciosamente, osan
alcanzar el nivel de máximo esplendor
a la sombra de neo-silogismos.

Imposible mayor pomposidad
que nombrarse a uno mismo,
predicado y juicio,
premisa de una vaga conclusión...

Acaso lo mejor es que me cite:
Divago, ¿luego existo?

Debido a que carezco de razones,
escribo interrogantes sin respuesta,
tan sólo la palabra de un pedante.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Continúa divagando y no me moveré de aquí.
Vaya manera de divagar...GENIAL!
Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Pues te pondré en butaca de patio, porque lo mío es frecuente divagar.

Gracias por tu aire nuevo.

Un beso