Seguidores

sábado, 22 de octubre de 2011

SIN FLUJO DE DOLOR

---



Al empuje de vientos que nos flotan
somos la latitud
que arde los inviernos de la piel
duplicando las llamas de la hoguera
abajo de los trópicos candentes
que imploran de la sed
el agua del diluvio.

Sin embargo,
la lluvia nos anega
en su lento fluir,
como si pretendiera renacer
los restos del naufragio,
el pacto de mi sangre con las sombras inertes
que habitan el fulgor de tus entrañas.

Después de perpetuar honda la herida
serás la cicatriz
sin flujo de dolor,
el bálsamo de mí,
la llaga de la fiebre que te incendia.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Hermosas palabras en un poéma intenso...

Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que te guste.

Un abrazo