Seguidores

jueves, 20 de octubre de 2011

DESHABITARTE

---


Como un halcón
que se alza sobre el nido
en busca de aventura.

¿Quién soy yo en este abismo de luz que me aprisiona
tan adentro, tan lleno de mujer?

¿Qué mágico fluir nos anega
de cielo rebosantes?

... A veces pienso
que sería mejor
deshabitarte,

volar nuestra leyenda a ras de viento,
penetrar el vacío
mientras despunta el alba
cada signo de ti con un pulso incesante
de lluvia en las raíces

y ser en tus altares hipogeo,
pirámide caída.



Manuel M. Barcia

6 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Todos tus poemas son muy hermosos.

Un abrazo
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

No sé, meiga. Si a ti te gustan es que ha valido la pena el esfuerzo de escribirlos.

Gracias por tu altísima consideración a mis humildes versos.

Un beso

Mavi en blanco dijo...

Manuel,en mí hay un antes y un despues de conocer tus poémas. ¿Sabes? tu palabra me ha enseñado más que la vida.
Por eso gracias.
Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Eso que dices, Mavi, es muy satisfactorio para el ego de algunos. Pero a mí me acarrea un gran peso de responsabilidad.

Yo no soy un docente, ni siquiera un digno escritor de poesía, aprendo de mi vida, -la que enseña-, a ser algo mejor mientras discurro versos.

Gracias por ser alma en un aprendiz de todo, y por leerme.

Un abrazo

Concha Vidal dijo...

¿Cómo dejar de lado las leyendas?
nononono, morirían los personajes inventados (y reales por tanto)sus vaivenes, sus historias que emocionan, sus bailes entre padames... nonono,

Cncha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por ser rima en la leyenda, Concha.

Becquer dixit.