Seguidores

domingo, 2 de octubre de 2011

LA TANGENTE DEL TACTO

---


Quiero ser la extensión del cuerpo que te habita,
traspasar lo prohibido,
el tiempo siempreazul
que mantiene las sombras impasibles
y la luz en silencio.

Y quiero amanecer lo nunca visto,
el suicidio del sol
antes que el fuego abrase
el júbilo final entre dos almas ciegas.

Entonces lo sabré,
cuál es en realidad
la tangente del tacto.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Es que eres todo sensibilidad. ¿como lo haces?
Este
poema tuyo traspasa y emociona haciendo volar la imaginación.

un beso.
Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Pues no sé, Mavi, lo sueño, lo siento...

Gracias por tus cálidas palabras.

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Muy hermoso y con un final espectacular, Manuel.

Un beso de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu lectura, meiga, me alegra que te guste.

Un beso