Seguidores

martes, 23 de noviembre de 2010

CARTA DE AJUSTE



Es fácil escribir en los foros de Alaire
un vil comunicado
sin firma que al canalla le acompañe
después de ser ventadas
palabras tan preñadas de calumnia,
tan sólo por herir,
los sueños de un poeta
que fue, a todas luces, estrellado.

Es fácil insultar,
hacer de la falacia
patria de los cobardes
y su insigne bandera,
cuando la pleitesía del silencio
es todo el bagaje que acompaña
al grito de los versos
que han sido en su voz amordazados.

Sin embargo, es difícil,
seguir peregrinaje
con la huella pesada de los solos.

Fatalmente cansado,
y harto del inútil des-viaje,
pongo carta de ajuste a mi memoria
y viajo al futuro,

o tal vez más allá,
al sur donde comienza el infinito,

allí hasta donde el aire sólo sea
la rosa de los vientos,

muy lejos de Rafel y su compaña.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Concha Vidal dijo...

Nunca la PALABRA puede ser amordazada.

Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

No, siempre se podrán oír en sus rendijas los silbos del silencio...

thanks, mar.

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Tu poesía está más allá del tiempo y del espacio, más allá de foros y de Rafeles, más allá de convenciones, de gritos y discusiones. Tu poesía Es y punto.

Gracias por escribir
Un abrazo desde la luz poética que irradian todas tus palabras, Manuel.

Un beso de meiga sin tiempo
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por ser hilo conductor y telar en lo que escribo, meiga.

Un abrazo sin canónes de tiempo ni espacio.

Manuel