Seguidores

lunes, 22 de noviembre de 2010

PUNTO Y FINAL



"Descubrió en la verdad,
una forma sutil de avergonzarse
cada vez que la voz de la conciencia
gritaba pesadillas en sus sueños

... y sólo fue cruel cuando mentía,
por la noche, mudez,
y música callada del insomnio."


Aunque...
Quizá sea muy duro mi epitafio.
No hay lápidas que filtren
susurros de cinismo bajo mármol.

Pongamos que murió sin despedirse.

(No se olviden del punto)






Manuel M. Barcia








2 comentarios:

Concha Vidal dijo...

¡ Qué cosas se te ocurren !!! Vale, yo pondré el punto.

Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

No olvides el limón, con azúcar...

Y gracias, Concha.

Un abrazo
Manuel