Seguidores

jueves, 25 de noviembre de 2010

SI ERES VIRGEN, NO LEAS



Hay hombres travestidos con sotana,
que cuando son de dios el mandamiento,
transgreden de la infancia confesiones
con leyes de la selva.

Y fingen ser la voz de la serpiente
con lengua que penetra en el oído
la baba sin condón de castidad.

Sin embargo,
ajeno a esta moral, también existe,
un cielo por caricias estrellado,
capaz de ser incendio en la mujer
cuando un río desborda
el magma de la lluvia en el paisaje.

Si eres virgen, no leas,
encarna la visión de la belleza
con la herida de luz
que un puñal en el pecho profundiza,

oye misa otra vez.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Juan Fionello dijo...

Genial y demoledor, Manuel. Muy bueno lo de los hombres travestidos con sotana, y fascinante la contraposición entre las dos primeras estrofas y la siguiente, par terminar con un final de gran altura lírica y una coda buenísima.

Vamos, un poema espléndido.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra tu visión sin ambages del poema, Ramón.

Gracias por venir y dejarme tan cálidas palabras.

Un abrazo
Manuel