Seguidores

domingo, 21 de noviembre de 2010

NUDO DE SOMBRA-LUZ



La nada escuchará
los ecos del entorno
si tu voz no atraviesa
la grieta del silencio

Discurres por la orilla
junto a la soledad
que atestigua la inercia de los solos

Detén la sombra-luz
donde el agua inunda las esperas

Desbórdate,
no anegues

Y sé la fuente herida de la sed,
aljibe de su magma,
el fuego que contiene

O sé,
si te apagaras,

la raíz donde tiemblan
los pozos anhelantes
el semen de la lluvia.



Manuel M. Barcia







5 comentarios:

María dijo...

O simplemente no ser nadie...

Ana Muela Sopeña dijo...

Simplemente el amor genera creación, pero también la soledad general creación. La creación genera amor, pero también la creación genera soledad. He ahí el jeroglífico de la vida.

?¿Cómo se sale de aquí¿

Incógnita.

Si tuviéramos las respuestas al silencio no perderíamos tanto tiempo, tantas vidas en la infelicidad. Todos seríamos felices y libres. Pero frecuentemente equivocamos la ruta y pasamos por la esclavitud y la infelicidad porque creemos que es lo que se espera de nosotros. Pero en realidad, lo que se espera de nosotros está más cercano a la alegría inocente del niño que a la perversidad complicada del adulto. ¿Quién da más? Yo no sé las respuestas a estas ecuaciones, pero realmente la vida es como un damero de ajedrez y no siempre sabemos solucionar los finales...y dar jaque mate ni quedar en tablas. A veces simplemente el juego se detiene, ahí llega el estancamiento y luego las poesía, ahhh, la poesía que parece que nos rescata de la nada...

Un beso
Aplausos por tus poemas, cada vez más logras
Ana

maria dijo...

todo es mucho más fácil. y en mi modesta opinión, la vida no es un tablero de ajedrez ni en absoluto un juego....al menos para las que somos madres...la pena es que en el mundo de los adultos, hay adultos que no pueden creer que existan adultos, y perdón por repetirme y parecer simple,que estén más cercanos a la alegria inocente de un niño y muy lejos de la perversidad complicada del adulto.Otra vez la palabreja.Desde mi punto de vista...No hay juego.No hay estancamiento.La nada no existe.No cuando hay niños.Y donde hay niños, hay creación,amor....

Manuel Martínez Barcia dijo...

Bonita elegía a los sueños y al amor, María,

Gracis por el bis de tus palabras

Manuel Martínez Barcia dijo...

También está el enroque, torre asciende a rey, y rey eleva a torre, dos almas y un único destino,
para jugar y envejecer burlando a la muerte sin congoja...

Gracias por tus inspiradídisimas reflexiones, meiga.

Un beso
manuel