Seguidores

domingo, 19 de diciembre de 2010

EL ECO DE TU VOZ



Un abismo de luz
rezuma en las entrañas de la noche
las sombras hacia dentro
que plañen el destino de lo oscuro.

Una lágrima insomne
resbala clandestina por tus ojos
la pálida textura de la melancolía.

No hay sales de tristeza
ni gotas de sigilo
en las huellas que surcan su camino.

Tan sólo un grito mudo de socorro,
el eco de tu voz
pidiéndome otro beso en la memoria

y el último suspiro...




Manuel M. Barcia

1 comentario:

Respirando entre palabras. dijo...

El eco que aun retiene la memoria.
El sonido de la voz que se prolonga.
Cuanto cuesta olvidar, verdad?
Besos