Seguidores

jueves, 27 de enero de 2011

DESNUDA EN LO PROHIBIDO



Tan sólo hay un ángel ofendido
cuando Dios me pronombra
y ha de hacer la guardia mientras sueño.

No hay almas asignadas al custodio
capaces de ausentarse de la luz
sin arder su memoria al acostarse
sobre sublevaciones de las sombras.

No es fácil ser urdimbre de cordero
si existe oveja negra en el rebaño
desnuda en lo prohibido de la noche.


Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

estos útlimos poemas que estás escribiendo merecerían estar "maquetados" en ese proyecto tuyo... que lo sepas...

Marian

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me basta con que tú me lo digas,Marian. El tiempo sabe como late el corazón de las esperas, e inventa antitóxinas en las sombras del espejo para hacer de la nieve, la luz de primavera.

Gracias por tu tiempo-luz en la ventana de mis sueños.


Gracias, por un montón de cosas.

Petons.