Seguidores

miércoles, 5 de enero de 2011

TEJIENDO UNA VENTANA



Un recuerdo sin nombre
araña el cristal de mi memoria
tejiendo una ventana en cada esquina.

¿ De qué sirve su empeño ? ...

Nadie puede cruzar
los espejos menguantes de la sombra.

Ni ser un sentimiento
capaz de cohabitar
las edades perdidas del tiempo que se aquieta
cuando calla el amor

y todo se arrincona en el olvido.


Manuel M. Barcia

5 comentarios:

Perfecto dijo...

Precioso. Más: Definitivo.

Un abrazo, Manuel

Perfecto dijo...

Me gustaría poner este poema con caracter definitivo en mi blog. ¿Me lo permites?

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Por supuesto que te lo permito, Perfecto.

Me haces un magnífico regalo con este honor que me dispensas.

Gracias por venir.

Un abrazo
Manuel

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabuloso poema, Manuel

Un beso de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por venir, meiga.

Me alegra que te guste esta ventana.

Un beso
Manuel