Seguidores

viernes, 15 de abril de 2011

EL NOMBRE DEL AMOR

---


El nombre del amor nunca se olvida.
A veces su adn se desangra en nudos de silencio,
su piel es amasijo que desteje
las caricias de un sueño avergonzado,
tatuaje con sombras de quietud,
crisálida del sur en tu epidermis
que vuelas,
mariposa en el exilio.

La voz de los amantes no se pierde,
es música desierta,
acorde de memoria en la pasión
que un arpegio pronombra
transparente, sutil,

como un suicidio leve...,

la llama inextinguible que me quema
con el fuego que brota de lo amado

flamante, inmemorial,
cartílago de espera.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

emmagunst dijo...

volver a nombrarlo es volver a sentir

Manuel Martínez Barcia dijo...

como el verbo al silencio...

Gracias por venir, Emma.

Un abrazo