Seguidores

jueves, 14 de abril de 2011

RITO SALVAJE

---


El óxido vencido del placer
palpita lentamente tu exterminio,
contraviene la luz en soledad,
te domestica.

Tan sólo tu cadáver me sostiene,
inmóvil el deseo,
destino al porvenir que desconozco.

Y un grito clandestino se levanta
mientras fluye un aullido por tus venas
con esperma sediento que te bebe,
que te unge de llanto,
te fermenta en incienso.

Porque un rito salvaje
requiere madreselva al despertar
y en su origen, rocío,

... para huir del incendio.




Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Elsa Tenca Mariani dijo...

Quizá el porvenir que desconoces sea el motor clandestino.

La resolución es genial,Manuel.

Un abrazo:
Elsa

Manuel Martínez Barcia dijo...

... o un vientre respirable.

Thank you for being, Elsa.

Un beso